5 señales de que debes buscar un nuevo trabajo

¡Cuidado! Antes debes entender que hoy el trabajo es un bien escaso en el mercado y quien tenga uno lo debe apreciar. Y sí, ése es el primer paso, pero si detectas las señales tienes que realizar un análisis más profundo.

Según el profesor Tomas Chamorro-Premuzic, de Universtity College London, existen cinco señales de que un cambio puede ser benéfico para la vida profesional. El semáforo indica cuando debes de hacer este cambio en tu vida profesional.

Ya no estás aprendiendo. Los mejores momentos de producción y progreso se dan en ambientes laborales que propician el crecimiento y estimulan el aprendizaje. Un trabajo que está abierto a la posibilidad de resolver los problemas en forma creativa, que incita la curiosidad y que busca nuevas formas para enfrentar la cotidianidad es un lugar agradable para trabajar.

Estás desempeñándote por debajo de tus posibilidades. Si estás instalado en esa etapa en la que vuelas con el piloto automático, en la que podrías hacer tu trabajo aunque estuvieras dormido, y en la que el entusiasmo está mermado y las respuestas llegan en forma irreflexiva, seguro podrías estar haciendo algo mejor.

Te sientes subvaluado. Si tu jefe te da por hecho, si tus sugerencias no se toman en cuenta, si ya no formas parte del equipo de trabajo, si no te invitan a las juntas ni escuchan tus opiniones, las señales se están activando.

Lo estás haciendo sólo por dinero. Esa satisfacción que queda al final del día porque se cumplió la misión de la jornada, porque se venció el reto y se avanzó, es uno de los fundamentos básicos de la satisfacción laboral. Cuando ésta falta tenemos un indicador.

La relación con el jefe es imposible. Existe un dicho en el mundo laboral: la gente se contrata en una compañía y renuncia por el jefe. Esto significa que una de las principales razones que provocan alerta para cambiar de trabajo se corresponde directamente con la relación que se tenga con el jefe

Deja un comentario