¿Cómo interactuar con un cliente?

Hay muchos tipos de clientes y no siempre sabemos como interactuar con cada uno de ellos.

Estos son algunos tips de como podemos hacer una venta de cualquier giro con esta categoría de clientes.

 

El amigable: Les gusta bromear con los profesionales y sonríen mucho. Deben ser atendidos con simpatía y con énfasis en una resolución rápida. Haz que se sientan importantes

El callado: Es aquel que deja el profesional hablar y no le contesta. Se debe motivar el dialogo y buscar que se sienta a gusto.

El retraído: Le cuesta decidir. Debe ser atendido con preguntas y al mismo tiempo con sinceridad y franqueza.

El presuntuoso: Cree que sabe todo, es vanidoso, bien informado y no se deja influenciar fácilmente. Necesita dominar la situación y, por lo tanto, impide que se le den argumentos. El profesional debe de tratarlo con elogios y ser amable. Se debe de actuar con seguridad, utilizar datos, sentido común y lógica para convencerlo. Se le debe invitar a participar de una encuesta.

El agresivo: Apunta los defectos y le gusta de discutir. Tiene como objetivo intimidar. El profesional debe mantener la tranquilidad, estar siempre pendiente y evitar argumentaciones. Se recomienda no interrumpirlo cuando esté hablando y jamás decir que el cliente está nervioso.

El desconfiado: Es inseguro, desconfía de todo, por eso quiere siempre seguir todo procedimiento y revisar todo. El profesional no debe de tener prisa, debe de atender todas sus solicitudes para conquistar su confianza.

El apresurado: No quiere perder tiempo con detalles, desea que lo atienda lo más rápido y acertado posible. El profesional debe de evitar burocracias, atender lo que ha sido pedido y evitar distracciones.

El negociador: Es insistente y busca obtener una ventaja. Durante la intervención es importante establecer límites y no ceder más allá de las posibilidades.

El detallista: Tiene dificultad en asociar ideas. Pide muchos detalles porque no entiende como funcionan determinados productos o servicios. El profesional debe hablar con pausa, si es necesario repetir ideas, buscar tener un lenguaje claro y simple. Se debe de evitar comentar detalles innecesarios.

Es posible que haya sus excepciones, lo importante es apreciar a esa persona con suma importancia para satisfacer sus necesidades y lograr nuestras metas.

 

Deja un comentario