¿Trabajar más o trabajar bien?

¿Cuántos jefes consideran que irse tarde muestra “solidaridad” con ellos y el resto del equipo?

En México se cree que el trabajo en exceso es una forma de “ser más útil”, se tiene una percepción, un poco burda, que si trabajas horas extras el trabajador está plenamente comprometido con el jefe, la empresa y el equipo de trabajo.

 

Trabajar más no es trabajar mejor

Permanecer más horas en la oficina no significa ser más productivo. Una investigación realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reveló que, cuanto más trabajan las personas, más disminuye su productividad.

En algunos países como Alemania, Holanda, entre otros, trabajan entre 4 y 6 horas, colocando a estos países, que son potencias mundiales, como unos de los mejores países para realizar tu vida personal y laboral.

Cómo promover que tus empleados se vayan a tiempo

Ya tienes bien claro que salir a tiempo de la oficina no es un lujo, sino un derecho, y que tus empleados trabajen horas de más no es beneficioso ni para ti ni para tu empresa.

Aprende a administrar tu tiempo

Como líder, tienes la gran responsabilidad de poner el ejemplo. Sé organizado con tus tareas y evita distraerte; haz tu máximo esfuerzo por terminar de trabajar a la hora establecida.

Establece un enfoque en resultados

Deja claro a tus empleados que lo importante es entregar resultados óptimos, y no demostrar que les encanta estar en la oficina. Incluso, si terminan una tarea o proyecto antes de que se termine su horario de trabajo, concédeles el gusto de irse a casa.

Escúchalos

Realiza entre tus trabajadores un sondeo para conocer las causas principales por las que se quedan tarde en la oficina. Eso te permitirá, a ti o a tu equipo de Recursos Humanos, atacar el problema de raíz.

Ofrece asesoría

Considera que se impartan talleres de administración del tiempo entre tus empleados. Concede capacitaciones, será una inversión, jamás lo veas como un gasto.

Sé congruente

No premies ni elogies a los empleados que se quedan más tiempo a trabajar. Hacerlo es equivalente a decir que eso es lo que realmente valoras de un trabajador.

Fomenta el tiempo en familia

Ofrece a tus empleados beneficios corporativos para disfrutar en familia: entradas a parques de diversiones, descuentos en restaurantes y hoteles, etc.

No mandes mails fuera del horario de trabajo

Aunque no pretendas que te respondan en ese momento, aguántate las ganas de mandarle a tus empleados correos a la 1 de la madrugada, pues podrías enviarles el mensaje equivocado. Pueden esperar al día siguiente.

Evita que se lleven trabajo a casa

De nada sirve pedirles que se vayan a casa si deben trabajar ahí. Si llega la hora de irse y aún queda mucho trabajo por hacer, proponles una solución.

Deja un comentario