Las personas nacidas entre 1981 y 1995 conforman 35 por ciento de la fuerza laboral en el mundo y en 10 años conformarán nada menos que el 75, esta generación mejor conocida como “Los Millennials”, son una potencia pero cuesta mucho trabajo retenerlos en un trabajo.

Estos jóvenes son exigentes, sociables y colaborativos, autosuficientes, innovadores y creativos. Los millennials suelen entregarlo todo, pero su compromiso muchas veces es fugaz. Suelen aburrirse pronto de la rutina y buscan cambiar de aire para sentirse renovados.

 

Algunas grandes empresas mundiales, como Google, ha hecho que esta generación explote sus cualidades, pero ¿Cómo lo ha logrado?, antes de contestar el como lo logra, ellos se enfocan en lo que a los jovenes les molesta o hacen que renuncien pronto, veamos algunas razones del porque abandonan sus trabajos.

Se sienten desmotivados por sus compañeros o jefes

Un millennial difícilmente tolerará que algún compañero o jefe suyo finja trabajar mientras los demás se rompen la espalda haciéndolo. Este sentimiento de impotencia lo llevará a renunciar cuanto antes.

No sienten que hagan una diferencia

 

Los millennials crecieron creyendo que podían cambiar el mundo, y está en su ADN sentirse impulsados a generar un cambio. Recuerda: un millennial es libre y propositivo por naturaleza. Tienes que dar incentivos constantes, trabajo que no acabe en un minuto y motivación adicional si esto lo requiere.

Se rodean por un ambiente laboral rígido

¿Una oficina plagada de juntas, procesos burocráticos y caras largas? Los millennials necesitan sentirse rodeados por “buena vibra”, prácticas motivadoras y un espacio que propicie las ideas innovadoras. Un jefe flexible e inspirador y la menor cantidad de procesos burocráticos posible son las condiciones para que el ambiente de trabajo sea agradable.

Reciben un trato poco humano

Para nadie es agradable sentirse como un empleado más que sólo es relevante en la medida en que genera utilidades a una empresa. Si los tratas así, ten por seguro que tu empresa recibirá el mismo trato. Reconoce sus logros, procura su bienestar y busca siempre que se sientan cómodos.

 

 

La flexibilidad es nula

 

¿Horarios flexibles? ¿La posibilidad de trabajar desde casa? ¿La posibilidad de modificar procedimientos? Si estos conceptos te suenan completamente ajenos, lo más probable es que exista una altísima rotación de personal joven en tu empresa. No hay mejor forma de motivar a los millennials que ofrecerles este tipo de facilidades.

 

Posibilidades de crecimiento: cero

Los millennials no son conformistas. Aspiran a llegar lejos, por lo que quedarse en el mismo puesto durante 10 años no forma parte de sus planes. La mejor forma de mantener a los jovenes y que hagan perfecto su trabajo, es hacerles ver que tienen oportunidad de crecimiento y que no estarán años detrás del mismo escritorio haciendo las mismas funciones.

 

Si eres dueño de un negocio, ¿Te consideras buen líder?, ¿Motivas frecuentemente a tus empleados o solo te haces ver inalcanzable? No pierdas personal, olvida la rotación y crea un segundo hogar para tus trabajadores.

Deja un comentario